unnamed (1)

Cuando las mamás dicen “ya todo está inventado”, puede que tengan razón. Pero lo que sí dudamos es que todo sea estático, inmóvil. Más bien creemos que todo evoluciona, se mueve al ritmo del mundo y sus necesidades. Esto justamente pasó con el eCommerce, ese término que se notaba tan progresivo para definir el mercadeo digital, parece haberse quedo casi obsoleto con la aparición del Mobile Commerce, mejor conocido como mCommerce.

En gran medida, ha sido el consumidor quien le ha dado vida al mCommerce al preferir llevar sus tiendas favoritas en su mano. Pero qué maleducados somos, aún no les hemos presentado de qué se trata. Pues bien, mCommerce es un paso más allá, o si lo vemos desde nuestro beneficio, es un paso más acá. Bueno bueno, sin enredarnos el mCommerce es el comercio digital realizado a través de dispositivos móviles como tablets y smartphones, traduciendo así comercio móvil. Éste término nace al evidenciarse el aumento de movimientos transaccionales a través de dispositivos móviles, obligando al mercado a adaptarse a este modelo de compra y direccionar sus estrategias a este modelo, incluso los mismos fabricantes de celulares han desarrollado sus pantallas más grandes para favorecer la experiencia de compra móvil.

El comercio móvil resulta siendo un beneficio tanto para el proveedor como para el consumidor. Éste último por todo lo que acarrea comprar sin moverse de casa pero sin duda el proveedor nota muchos más beneficios. Por ejemplo, el mCommerce le permitirá obtener más información puntual de sus clientes para luego segmentarlos aprovechando la obtención de datos como geografía, sexo, edad, preferencias y más. De ésta manera, el proveedor tendrá la oportunidad de brindarles mejores experiencias de compra a sus clientes y direccionarse a un aumento de transacciones.

Por su parte éste modelo también es exigente con los comerciantes, los obliga a poner más atención a sus plataformas digitales. Por ejemplo, si ya tenías o estabas pensando en desarrollar una APP, es mejor que deseches la idea. Los móviles están saturados de aplicaciones, lo que es equivalente a que el usuario empiece a eliminar para poder utilizar de forma óptima su dispositivo. Más bien invierta en su web, potencie su desarrollo para que realmente sea responsive y pueda soportar toda la información que contiene sin alterar la permanencia del usuario en ella.

También es importante que se fortalezcan las redes sociales para que aumente el tráfico a la web. Manejar un lenguaje claro, contundente y que despierte en el usuario confianza, pues finalmente ha sido la confianza lo que ha catapultado el aumento de compras online, y ha sido a través de las redes sociales y los comentarios que en ellas se ven que el usuario brinda credibilidad. Como evidencia está Instagram, una red social que se ha venido perfilando como plataforma potencial de mCommerce por la relación directa que enlaza entre usuario y producto-marca, y sus mejoras que lo ha favorecido aún más como la opción de convertir los perfiles a empresa y los llamados a la acción como botones de compra.

Ahora ¿qué esperas? Actualiza el sitio web y cuentas digitales de tu empresa y empiece a crecer a través de mCommerce.