INBOUND MARKETING: DEFINICIÓN BÁSICA PARA PERSONAS NATURALES

blog-inbound

En digital pareciera que nunca son suficientes las técnicas y herramientas que se nos ofrece para movernos en dicho mundo. Pero es que como por ahí dicen “dos o más cabezas juntas piensan mejor que una sola”, pues para incubar la mayoría de esas técnicas, aparece el dueño y señor de este cuento: INBOUN MARKETING.

– ¿Eso para qué? ¿Otro anglicismo más para enredarle la lengua y la cabeza a uno?

Pues, sí. Como cosa rara, los latinos adoptamos expresiones “gringas” para darle “caché” a nuestro trabajo y hacerlo ver mucho más interesante, aunque finalmente terminemos adaptándolo a nuestro idioma y dándole vida por ejemplo en Colombia al famoso “chichombiano”. De ahí a que hemos ganado la pelea y pronunciemos Twitter y muchos más términos, tal y como se escribe.

Con esa introducción entonces, lo primero que tenemos que saber, es que Inbound Marketing no es más ni menos que puro MERCADEO DE ATRACCIÓN, así que relájese.

¿Les ha pasado que entran a una tienda, y el vendedor comisionista con tal de hacerse su “agosto” le enseña toda la tienda, le ofrece todas las promociones, es más, le genera necesidades que usted ni sabía que tenía? Bueno,  podemos decir que eso es Inbound Marketing, pero en digital. Y es que usted sin saberlo, el vendedor por su experiencia, le hizo todo un análisis incluso antes de que usted le preguntara por lo que estaba buscando, por eso él rápidamente y sin pensarlo le respondió: ¡Se lo tengo!

Esta metodología, agrupa las técnicas más concurridas para buscar, atraer y fidelizar los usuarios a una marca, potencializando la rentabilidad de las empresas a través de sus ventas. Inbound Marketing, genera un acompañamiento en la experiencia del usuario en su proceso de compra online. Logrando así una fidelización por parte del usuario y sembrando en éste, mayor receptividad a la hora de ofrecerle ofertas comerciales. Es por esto que en muchas ocasiones, es común escuchar decir que ésta es una metodología sin interrupción.

Quizá, uno de los aliados más importantes del Inbound Marketing, es la creación de contenidos digitales. Esos productos de interés común que se reproducen solos en las redes sociales. Esos contenidos que hacen que las herramientas que están detrás monitoreando los movimientos, se den cuenta qué es lo que a usted hay que ofrecerle. Algo así como cuando su novia lo stalkea y luego, como la mejor de los detectives, le cuente la historia completa de su voladita, con partes de las que usted no se acuerda, pero que tienen tanta seguridad y sentido, que hasta usted mismo termina convenciéndose que las vivió. Así tal cual, un usuario que siempre vivió sin un producto o servicio, termina creyendo que es exactamente lo que necesitaba, gracias a la persuasión de Inbound Marketing.

– ¡Ah pero, es que blogs tiene cualquiera?

¡Claro! Y de ahí la importancia de que su producto lo deje en manos de verdaderos expertos. No en vano, el especialista español David Tomas, recomienda que dentro del desarrollo de esta metodología, se incluyan periodistas para aquello de – crear noticias, contenidos de valor y generar historias alrededor de la marca o producto -. Así podremos esperar por un aumento de tráfico en la web y redes sociales a trabajar, desencadenando en adelante la conclusión de las demás proyecciones.

Técnicamente, cuando logramos que un prospecto de cliente vea nuestro contenido, ahí es donde comienza la magia. Eso que hacen las tiendas criollas al comercializarse en redes sociales, mostrando todos sus productos, pero cuando preguntamos por el valor u otra información nos responden con un “Escríbenos en inbox”. Para que usted vea, eso que le parece tan molesto y tan sin sentido, es lo que le va agregar Inbound Marketing a su marca. Y es que como veníamos diciendo, cuando logramos que se interesen en ver nuestro contenido, antes de entregárselo por completo lo vamos a dirigir a una página de aterrizaje, o como bien le llaman del otro lado del charco ¡Landing Page! Y es donde le damos una calurosa bienvenida con ofertas, o si bien, el mismo contenido pero completo a cambio de su información. Información que será utilizada por las técnicas de nuestra metodología para enganchar al consumidor y siempre tener listo lo que está interesado en obtener.

Si hasta aquí usted se perdió un poco del cuento, tranquilo. Tenga en cuenta que el Marketing tradicional solo se encarga de vender productos y ofrecer promociones. Mientras que Inbound Marketing, sin necesidad de mostrar su intención de vender, crea toda una experiencia mostrando información del producto, haciendo ver a la empresa o marca comercializadora como la más experta en el sector, convenciendo al cliente que esa es su mejor opción.

Para lograr lo anterior, Inbound Marketing se alimenta del siguiente conjunto, el cual lleva a cabo teniendo en cuenta el análisis de audiencias, y por supuesto la analítica web:

  • Posicionamiento en buscadores
  • Marketing en redes sociales
  • Publicidad en buscadores
  • Publicidad paga en redes sociales
  • Content
  • Emailing

Conociendo esto, muchos se atreven a decir que para ello ya existe SEO o SEM. Y no están tan errados. La cosa es que no son pares. Inbound Marketing los utiliza para cumplir sus objetivos. Por eso no exageramos cuando nos referimos a él como el dueño y señor.

Siendo un metodología tan extensa, podría pensarse que en ella se puede elegir por dónde empezar, pero no. Como toda buena disciplina que direcciona a la excelencia, Inbound Marketing tiene unas fases que son:

ATRACCIÓN

Se desarrolla mediante la utilización especialmente de las redes sociales. Generando a través de ellas el tráfico web, proporcionando contenidos combinados entre productos escritos y multimedia. Cabe resaltar también, que en este espacio, es importante que la marca mantenga una conversación constante con el cliente generando una relación directa.

ADQUISICIÓN

Captar a los usuarios a través de la información que ellos nos propicien. Funciona también, con los llamados a la acción por medio de ofertas.

CONVERSIÓN

En esta fase, ya tenemos los datos y noción de los clientes potenciales. Se procede entonces a gestionarlos por medio de técnicas como Social CRM, Lead Scoring y Nurtiring. No está de más recordar que para el desarrollo de todo esto, es muy importante contar con un software ágil que automatice la información que hemos logrado captar para luego generar a base de ésta, actividades que le asegure al cliente una verdadera experiencia en su compra. Acercándonos a él con un producto o servicio indicado y en el momento ideal.

Aunque dimos mucha cuerda, aquí no se acaba el tema. Como lo recalcamos, Inbound Marketing es todo un mundo del que no se deja de aprender y actualizar y más cuando ya tenemos claro que juega con diferentes técnicas que a través de su utilización también generan una perfección a través del tiempo. Pero la intención con lo escrito aquí, es que se entienda que es esta metodología, como se desarrolla y cuál es su objetivo.