¿Es responsive tu web?

pieza-tropico

Que bueno que ya tengas tu web, codificada y diseñada justo como la querías y sobre todo como la necesitabas. Pero si esa belleza que se ve perfecta solo en un computador de mesa no atiende las necesidades de la virtualidad móvil, esa platica se perdió.

Está de más señalar que en la actualidad con la agilidad en que se mueve el mundo, como empresas o marcas hay que brindarle al usuario una experiencia sencilla pero de valor, es decir, que encuentre justo lo que necesita sin muchos procesos. Para ponerte en contexto de lo que te estás perdiendo, a continuación te explicamos la situación.

Pensando entonces en permitir que los usuarios pudieran ingresar a la web desde un móvil sin que se alterara el diseño de la misma debido a las dimensiones del dispositivo, se creó el diseño adaptativo. Esto es un modelo de programación web que disponía de unos tamaños preestablecidos, no necesitaba de muchos códigos, en definitiva era de fácil programación. Pero como dicen por ahí, lo barato sale caro. Pues este modelo no es tan “adaptativo” como se hace llamar, éste falló al no adaptarse a la larga lista de dimensiones que se encuentran en el mercado con los diferentes dispositivos.

Es aquí donde nace el diseño responsive trayendo muchos beneficios, entre ellos la flexibilidad que le brinda al código para que reorganice los elementos de la web adaptándolos a la resolución de la pantalla en la que se navega, ya sea desde un computador de escritorio, tablet, celular y hasta smart TV sin alterar la experiencia del usuario. Esto incita a una mayor permanencia del usuario y seguramente su constante visita ¡Brutal noticia para una tienda virtual!

Además, si tu web es responsive, garantizará una carga más ágil, al igual que la descarga de archivos. Por su parte, como casi todo tiene falencias, debido a su eficiencia conlleva una programación más estructurada, minuciosa y hasta el momento elementos como los videos y algunos banners, no son redimensionables.

El modelo de web responsive se ha vuelto entonces tan indispensable como la misma creación de la página o la existencia en redes sociales para una empresa o marca. Si esto no te convence, recuerda cada que lo dudes que si el usuario tiene una mala experiencia, quizá no vuelva.

Leave a Reply